Saturday, September 19, 2009

BACK TO MY ROOTS

Estoy en Gran Canaria desde el Jueves pasado. He volado desde Chicago hasta Philadelphia y desde alli hasta Madrid. En Madrid he vuelto a cambiar de aviones hasta Gran Canaria. Hoy acabo de llegar de Agaete y ni me acordaba de que en Guia habian visperas de fiestas con papaguevos y que manana es la romeria de Las Marias. Cuantos cambios he visto en el trayecto.
Esta siendo una experiencia catarsica confrontar mis recuerdos de mi tierra con la realidad actual que estoy viendo estos dias. Como le decia hoy a Tanausu mientras compartmos cervezas en Las Nasas, en mi memoria, el tiempo habia ensanchado todo y hoy todo me ha parecido pequeno y estrecho, a una escala menor de lo que mis recuerdos me decian. Hoy estoy comprobando a escala real que aunque el tiempo ha pasado, la gente que ha tenido guevos para mantener una amistad a pesar de la distancia siguen aqui como si no hubieramos interrumpido el contacto desde el 2001, abriendome sus casas y sus corazones como si fuera ayer cuando nos dejamos de ver por un largo tiempo. Es agradable volver a la que fue mi casa donde tengo mis raices, encontrarme con la familia y reunirnos juntos en la mesa del comedor a recordar y contarnos anecdotas . Esos momentos de valor incalculable junto con el abrazo de mi madre son los que justifican dieciseis horas de vuelo durante 10.000 kilometros.

6 comments:

Reena said...

Es como si el tiempo no hubiese pasado y nunca te hubieses ido :)

Echese unas papas con mojo a mi salud!

Ana said...

BIENVENIDO!una alegría inmensa volvernos a encontrar... es como si no nos hubieramos visto desde ayer...

Gonzalo Quintana said...

Hola, me he encontrado tu blog casi por casualidad y me ha sorprendido bastante. Es siempre interesante conocer los puntos de vista de ex-patriados. Me intriga saber cómo llegaste a Chicago. Con tu premiso me pasaré a leerte. Mi blog es también tu casa.

Frank - Francisco said...

Reena, no sabes cuanta razon tienes. esta siendo un 'emotional rollercoaster" pero de alegrias.
ya ire contando.

Frank - Francisco said...

Ana, es que cuando tu hijo Miguel me abrio la puerta y te oi viniendo, tan solo la expresion que pusistes me lo dijo todo. Que cosa mas guapa tener una amistad asi de bonita y que pase casi una decada y sentir hoy como si hubieramos retomado una conversacion que empezamos ayer mismo delante de un cafe. Eso no tiene precio. Que bonito encontrarte tan vital y alegre, tan tu misma y tan llena de vida. Seguiremos en contacto como no! gracias por estar ahi y hacerme sentir asi de bien como en casa.

Frank - Francisco said...

Hola Gonzalo. Bienvenido. Pasate y sientate aqui como en casa. Ya ire por tu blog y me imagino que compartiremos algo. saludos!