Sunday, July 05, 2009

GREED

Eclipsado por los entierros de famosos muertos de la semana pasada, se ha dado el veredicto mas esperado en un juicio en America desde el de O.J Simpson. La simbologia que representa la sentencia del caso del fraude masivo de Madoff es bien clara: demonizar los delitos del capital y en mi opinion hacer de este avaro y judio una advertencia para cualquier desaprensivo que, usando las similares metodos, pretenda hacerse rico en esta sociedad capitalista salvaje. Un aspecto que se elude constantemente en el asunto Madoff es el de que este hombre habia formado un club financiero de acceso restringido para que se beneficiasen de sus practicas no gentes de a pie trabajadoras comunes, sino una selecta casta de adinerados elegidos a dedo con intenciones de amasar mas y mas dinero encima de estar ya de por si bien posicionados, y que accedian importandoles un bledo si madoff usaba metodos poco habituales mientras ya habia saltado la alarma de que era imposible generar beneficios indefinidos cuando todas las firmas de la competencia no podian y sabian que era tecnicamente inexplicable. Con una secretaria cuyo patrimonio incluye una mansion multimillonaria, dos mercedes benz y un benltley, se puede figurar uno como vive el jefe. En definitiva, la codicia atrajo mas que el sentido comun a tantos inversores con tanto dinero para seguir amasando y no creyendo en las evidencias; confiando en beneficiarse a costa del riesgo. Ese es el otro factor que se omite en el caso: toda inversion finaciera en stocks acarrea el riesgo de perderla y mas en bolsa.
Todos los que tenemos un modesto plan de pensiones 401k sabemos que en las clausulas esta estipulado claramente que la inversion se puede perder en cualquier momento, porque la bolsa es especulativa por naturaleza, algo asi como un casino de las vegas. Entonces, estos jugadores han confiado su dinero en un juego al que sabian que podian perderlo todo, y encima con practicas oscuras que desafiaban la logica. Sabido eso, las quejas sobran. Si firmaron esas clausulas, sabian del riesgo financiero que corrian y aun asi la codicia es mas fuerte que la logica. Obviamente, en el proceso de demonizacion del caso, la victimizacion de los inversores perjudicados les retrata como pobres victimas de a pie a quienes se les ha privado de su capital, pero cuando lees las biografias y los bienes que acaparan, se da uno cuenta de que eran asquerosamente e inmensamente ricos, que buscaban privilegios para hacerse mas ricos aun, que en esos circulos de elite querian posicionarse con ventaja respecto de otros aunque no fuera legitima ni legalmente y que, en su mayoria, jugaban a la bolsa con tremendas cantidades de dinero, fortunas enteras, que se han volatilizado. La perreta es porque de la noche al dia se han vuelto ciudadanos normales, sin los tremendos privilegios que les daba la abundancia de capital como para codearse en las esferas intimas de este estafador, y sinceramente, tras empaparme de la historia publicada, he llegado a la conclusion de que no me dan ninguna pena ni del ladron ni de los robados porque son exactamente de la misma casta y se merecen los unos a los otros.

1 comment:

Reena said...

Aunque no tenga ni un punto y aparte estoy de acuerdo