Tuesday, April 07, 2009

DIRE WEATHER

El clima continental es muy duro de por si, y para los que vivimos la dureza de estar ubicados en pleno jet-stream, es incluso mas intenso por la brusquedad de los cambios. Un dia puedes tener 18 grados y el siguiente estar bajo cero. Las turbulencias de esta zona de colision traen fenomenos meteorologicos que raramente se dan en otros sitios y es ahi donde entra la diversion. Para los locales es un martirio, pero para los que nos gustan las reacciones de la naturaleza es un espectaculo. En Canarias siempre me gustaba el aire caliente sahariano y los temporales de sur, las ventoleras y el trecho de irregularidades que se dan desde Octubre hasta Abril. En esta latitud, la franja varia para desplazarse desde Abril hasta Noviembre con los fenomenos que ocurren en lo que en el midwest llaman el 'tornado alley'.
La fiebre cataclismica que hoy se imparte y que arrastra a un movimiento pseudocientifico apocaliptico y supuestamente verde, esta comercializando una filosofia re-empaquetada de los ciclos naturales del planeta, pero con un ingrediente siniestro: la general aceptacion de la autoinculpa y miedo por algo que es ciclico en la naturaleza. Una tormenta helada este Domingo al atardecer y el Lunes y alguna imagen que se ha colado en la tv local del terremoto en Italia me hicieron pensar en el tema. Hoy el dia es azul intenso como si no hubiera pasado nada.

4 comments:

Ana said...

Frank, la verdad es que lo de los relámpagos es impresionante!

Frank - Francisco said...

A que son medio apocalipticos! Lo que si te mueve del sitio es la intensidad con la que los truenos explosionan. Suenan como autenticos bombazos.

Mary: said...

Asi es. Has aprendido contar entre los relampagos y los truenos para averiguar la distancia de tu casa de la occurrencia? Vale la pena para gozar aun mas del fenomeno :-)

Frank - Francisco said...

Mary, lo gracioso es que al vivir tan cerca de este edificio-pararrayos que es la Torre Sears, da muy poco tiempo para contar la distancia. Lo habitual es que veas el rayo y escuches el trueno casi simultaneamente porque caen tan cerquita.