Thursday, August 30, 2007

LECTURAS Y RIDICULARIOS

En verano siempre apetece un buen libro. Opino que usar quinientas mil palabras para expresar solo un concepto es una actividad semi-estupida. Me refiero a dar rodeos liricos rimbombantes y delirantes para acabar diciendo que se esta alegre o se esta jodido, que algo es bonito o feo, interesante o una plasta. Tiempo atras tuve acaloradas discusiones con una argentina que gustaba de usar florituras para no acabar diciendo nada concreto. Yo le discutia que a donde queria llegar con tanto barroquismo linguistico y que se dejara de usar tanto rollo para no decirme nada y ella siempre acababa justificandose largandome mas chorradas pamperas. El ingles americano es un idioma muy simplificado e intuitivo, menos flematico que el britanico, melodico para la musica, no suena tan pedante, y el aleman es mucho mas preciso, aunque creo que solo sirve para manuales de despieces de recambios de coches, y es un espanto para la musica. Con la salvedad de letras de canciones, el resto de esa practica que algunos llaman poesia me parece una ridiculez suprema, probablemente un ejercicio de sublimacion retorica para quienes no soportan la realidad a pelo y tienen que adornarla exageradamente como un santuario de fetiches casero. Creo que mi tendencia al minimalismo llega hasta el lenguaje, de ahi que vaya al grano sin florituras. Hay gente que se molesta mucho, no estan acostumbradas sino a cataplasmas, rodeos indirectos y a que les digan las cosas amortiguadas. Si mi profesora de literatura Maria Teresa Ojeda lee esto, seguro que me pega cuatro gritos, pero es que cada vez que me acuerdo de verla dandome clase en estado de semi-extasis obligandonos a escuchar en un radiocasette casposo las horrendas canciones que un tal Paco Ibanez berreaba (con letras de Lorca), situacion que yo pasaba escondido detras del contraventana del aula para que no me viera en pleno ataque descontrolado de risa que me estaba causando el espectaculo; me entran unas ganas a reirme de nuevo sin parar. No lo puedo evitar. Es por esto por lo que los efluvios poeticos me causan risa y no leo nada de eso hoy dia, sin embargo ultimamente leo mucho libros no traducidos, es decir, en Ingles americano y he descubierto que la narrativa norteamericana contemporanea me interesa, sobre todo la escrita por autores afroamericanos, acerca de la cultura y la experiencia de este grupo etnico en este pais, protagonista de la mayor diaspora silenciosa que el ser humano haya contemplado jamas.

1 comment:

Alicia Soria Tanos said...

Muy bueno Francisco ...me encantó. Soy argentina y me gusta el floreo pero también tu estilo, esto de ir al grano. Que tanto gre gre para decir gregorio.